Pages

Manuel Zelaya y destacadas personalidades reclaman la libertad de Julian Assange

Do Rebelión, 16 de Setembro 2022
Por David de la Paz


Julian Assange guarda prisión desde abril de 2019, luego de una permanencia de 7 años como refugiado político en la embajada de Ecuador.

El expresidente presidente de la República de Honduras y actual presidente de la Internacional Antiimperialista de los Pueblos en defensa de la Humanidad y la Naturaleza, José Manuel Zelaya Rosales, solicitó a la Primera Ministra de Reino Unido, Liz Truss, la revisión de la extradición a los Estados Unidos de América y la libertad inmediata del periodista y activista australiano Julian Assange.

Julian Assange guarda prisión desde abril de 2019, luego de una permanencia de 7 años como refugiado político en la embajada de Ecuador.

El exmandatario hondureño se sumó a la voz de otros presidentes en representación de la Internacional Antiimperialista de los Pueblos, organismos defensores de derechos humanos y numerosas personalidades políticas y de la cultura de América Latina y el mundo, quienes están conscientes que el prolongado encierro y las actuales condiciones de detención, han resentido gravemente la salud del Sr. Assange, pero también en razones que advierten sobre la vulneración de derechos no solo del aludido sino del conjunto de la sociedad civilizada.

Cabe destacar que, en caso que Reino Unido dé la autorización para extraditar al Sr. Assange a EEUU implica el riesgo de una condena a 175 años de prisión, lo cual en virtud del actual estado de salud del periodista significa en la práctica su condena a muerte, ante esto, el expresidente Zelaya señaló que dicha autorización ignora que extraditar por ofensas políticas está prohibido tanto en la legislación británica como en la europea.

En dicha carta dirigida a la primera ministra de Reino Unido, el presidente de la Internacional Antiimperialista le recordó que el mayor delito del Señor Assange, fue el de revelar al mundo la verdad sobre una cantidad de acontecimientos que demuestran la vulneración del derecho internacional y de los derechos de los pueblos a la seguridad y a la paz. Tomando en cuenta que Zelaya fue víctima de una de esas vulneraciones cuando resultó derrocado por un Golpe de estado en 2009, donde la injerencia de una fuerza extranjera fue luego confirmada por los documentos desclasificados por Wikileaks.

Asimismo, Zelaya mencionó que el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos suscrita por todos los Estados que comprenden la comunidad internacional, establece: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión “; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Tras dar lectura a dicho artículo, Zelaya pregunta si la divulgación de la verdad puede significar amenaza alguna a la seguridad de los Estados signatarios de esta Declaración consagrada a pocos años de la tragedia de la Segunda Guerra Mundial, cuyas formidables lecciones no deberían olvidarse jamás.

La prolongada prisión e inminente extradición de quien no tiene un solo crimen en su conciencia, de quien no ha ordenado bombardear pueblos, ni derrocar gobiernos, constituye una amenaza real contra la prensa libre, contra el derecho de los pueblos a la información, plasmados en el mencionado Artículo 19, expresó Zelaya.

El expresidente de Honduras finaliza su carta recordando a la primer ministra de Reino Unido que ella tiene hoy la oportunidad de ejecutar un gesto de grandeza para contribuir a la inauguración de una nueva era signada por el celoso respeto a los derechos humanos, lo cual reclama de los gobiernos y estadistas una actitud magnánima de apego al derecho y de defensa del débil frente al poderoso.

De esta manera Zelaya reiteró el pedido de no extradición e inmediata libertad para Julian Assange.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Nenhum comentário:

Postar um comentário