Pages

Pueblos Originarios. 76 años del malón de la paz: Apuntes para su re-interpretación histórica y política

Do Resumen Latinoamericano, 16 maio 2022
Por Mayra Juarez




El 15 de Mayo de 1946, 176 indígenas del pueblo Kolla iniciaron una caravana a pie desde Jujuy hasta Buenos Aires por reclamos territoriales.

Este hecho fue reportado por los medios de comunicación de la época y convocó a los sectores políticos a pronunciarse al respecto.

Lxs hermanxs fueron recibidxs por el presidente Juan Domingo Perón, pero luego algunas semanas de estadía fueron reprimidxs y obligadxs a volver a sus territorios. Después del fatídico desenlace, la noticia pasó al olvido.

En los ’80 este hecho fue visibilizado por el emergente Movimiento Indígena en Argentina y diversos estudios académicos recientes lo han tomado como objeto de estudio.

Sin embargo, es preciso exponer algunos aspectos para entender y reinterpretar este acontecimiento en clave histórica y política.

Primero, hay que pensar críticamente la denominación de este hecho. Si bien la denominación “Malón de la Paz” es un oxímoron, se trata de un nombre impuesto desde la mirada occidental que termina reforzando los estereotipos de “lo indígena” asociado con lo salvaje, indisciplinado y primitivo.

En los territorios, la gran marcha es conocida como “La Caravana”. Recuperar esta forma de denominación invita a recuperar la mirada que el Pueblo Kolla tiene de dicha acción colectiva y comunitaria. Asimismo, enfatiza las razones por las que se movilizaron en a mediados de los ‘40: reclamos territoriales históricamente negados.

Segundo, no fue una acción aislada. Si bien la caravana fue un hito significativo, se inscribe en un proceso más amplio de luchas indígenas. No se trató de una acción aislada sino que fue consecuencia de un proceso de organización comunitaria y de articulación política de los Pueblos Indígenas de la puna y yungas salto-jujeña.

Tercero, la deslegitimación de las identidades indígenas e invisibilización del hecho.

Llegados a Buenos Aires, la Caravana fue bien recibida. La llegada de lxs kollas fue romantizada y folclorizada. Sin embargo, con el correr de las semanas, lxs hermanxs tuvieron que sufrir el cuestionamiento de sus identidades.

Los medios y los sectores políticos pusieron en duda su identidad y la autenticidad de sus reclamos.

El final es conocido, fueron desalojados del hotel de Inmigrantes donde se encontraban, lxs reprimieron y obligaron a subir al tren que los llevaría de vuelta hasta sus provincias. Esto fue silenciado por las autoridades, arco político y medios de comunicación.

Cuarto, ¿qué pasó después?

Estudios recientes -como el de Andrea Gigena- señalaron que el efecto más notorio tras el “Malón de la Paz” fue la proletarización y sindicalización de lxs kollas.

En ese sentido, las demandas territoriales en clave étnica- racial fueron subsumidas e interpretadas bajo una estructura de clases. Y si bien lxs kollas sindicalizadxs percibieron mejoras en las condiciones laborales, la cuestión de la tierra no fue resuelta. (Gigena, 2015)

Por último, está la irrupción del espacio público como forma de visibilización.

Las caminatas irrumpen en el espacio público y son una forma de protesta adoptadas por los pueblos indígenas como forma de visibilizar sus reclamos y cuerpos.

Esta modalidad continúa adoptándose y un ejemplo de ello fue la marcha realizada en el 2020 por la “Unión autónoma de Comunidades originarias del Pilcomayo” quienes atravesaron la Provincia de Salta para llevar un petitorio al gobierno provincial que incluyó reclamos como el acceso al agua, el problema del desmonte, la desnutrición, la falta de educación, de vivienda, de trabajo y de salud.

El caminar hermandxs y marchar forma parte de las acciones políticas de los Pueblos Indígenas del Abya Yala desde tiempos ancestrales, en ese sentido, la caravana del Pueblo Kolla del año 1946 fue y será un hecho emblemático en la lucha por el resguardo de los territorios dentro de la historia del Movimiento Indígena del Kollasuyu.

TeleSISA

Imágen: Radio Gráfica y Submarino Juju

Nenhum comentário:

Postar um comentário