Pages

Destello de la luz de una vela

Reseña del film “Picasso en Vallauris” de Peter Nestler



Do Rebelión, 24 de Janeiro 2022
Por Libertad Gills: Kino Slang - Rebelión; Traducido por Silvia Arana para Rebelión


Quedan pocos días para ver el nuevo film de Peter Nestler, “Picasso en Vallauris” (2021, 47 minutos); la proyección online gratuita y a nivel internacional auspiciada por el Museo Ludwig de Colonia comenzó el 25 de septiembre de 2021 y terminará el 30 de enero de 2022 . El film fue producido especialmente para la exhibición titulada “Picasso compartido y dividido: El artista y su imagen en Alemania del Este y del Oeste”, con curaduría de Julia Friedrich. La exhibición se enfoca en la presencia (y la memoria) de Picasso en las dos Alemanias.

Sin embargo, este no es el tema del film de Nestler, quien analiza a través de un ensayo lírico y sereno el periodo de Picasso en Vallauris, una comuna de orientación comunista localizada en la Costa Azul, en el sudeste de Francia, y presta atención especial tanto a las palabras y a las imágenes de la gente que lo recuerda como a los objetos de cerámica y a las pinturas que Picasso creó durante ese tiempo. A diferencia del film de Luciano Emmer “Pablo Picasso en Vallauris” (1954) que fue realizado cuando Picasso todavía vivía allí, el film de Nestler realizado durante las primeras semanas de 2020 transporta al espectador al Vallauris de hoy, al igual que al pasado -al tiempo que Picasso vivió allí (1948-1955)- y también al futuro, hacia las nuevas generaciones de artistas, que en el film son niños aún.



Se podría decir que “Picasso en Vallauris” consta de dos partes, más un prólogo sugerente y un epílogo bello e inesperado. El film comienza sin créditos ni música. La primera imagen que vemos es “La minotauromaquia”, que Picasso dedicó en 1936 a Paul Éluard y su esposa Nusch. El sonido combina múltiples voces, incluyendo la de Nestler y otras que se entretejen en una narración colectiva de los archivos fotográficos cartas, citas y comentarios presentados. Éluard, nos cuentan, era para Picasso como un hermano. Desde el principio, entendemos que este no es un documental convencional sobre el pintor más famoso del mundo: El film de Nestler estará guiado por las voces y las imágenes de personas cercanas a Picasso, de los que tienen una historia común con él. Este film, a diferencia de otros del mismo director, no se enfoca en la persona, sino en el paisaje, en las ruinas, en los artefactos, en lo que perdura de aquel periodo en el Vallauris de hoy en día.

Escultura de Picasso «L’homme au mouton» (1949) donada al pueblo de Vallauris.

La primera parte del film incursiona en el periodo inicial de Picasso en Vallauris a partir de 1948, cuando fue a estudiar cerámica con Suzanne y Georges Ramie. Descubre la consistencia esencial de la cerámica, en relación con la pintura. Observa que en la pintura los colores cambian gradualmente con el tiempo, mientras que en la cerámica permanecen iguales. Es aquí, en Vallauris, donde Picasso revive como artista. El film toma prestadas algunas tomas de “Incontrare a Picasso” (1954), de Emmer, incluyendo la escena mágica en la que Picasso transforma una vasija de cerámica en una paloma de la paz en un abrir y cerrar de ojos. Cada imagen de archivo se transforma en un artefacto arqueológico que conduce a una nueva búsqueda y a un descubrimiento. Por ejemplo, una fotografía de Robert Doisneau de Picasso con un pan en forma de mano con cuatro dedos se enlaza con un comentario sobre la habilidad de las manos de Picasso, esencial para cualquier ceramista. Esta sección del film incluye imágenes hipnotizantes de ceramistas locales (de la familia Crocianis) trabajando hoy en Vallauris, al igual que bellas fotografías de Picasso con su familia y trabajando, las primeras tomadas por Brassai y las segundas por Edward Quinn.



En la segunda parte del film, Nestler nos presenta el mural de Picasso “Guerra y Paz”, una de las principales obras realizadas durante la segunda mitad de su estadía en Vallauris. El sitio escogido para el mural es una antigua capilla que Picasso quiso transformar en un “templo de la paz” y un símbolo de protesta contra la guerra. Nestler nos muestra el mural desde diferentes ópticas. Primero, filmado con un efecto de contorno difuminado de la imagen, producido con una linterna quizás, siguiendo el deseo expresado por Picasso de que sea visto a la luz de una vela. Luego, vemos nuevamente el mural, pero sin este efecto: con movimientos de cámara que recorren la pintura para permitirnos ver cada detalle en relación con el resto del mural. Luego, nos muestra otra vez los detalles del mural, completamente iluminado. Los detalles resaltan la textura material del mural, incluyendo las divisiones en los paneles de madera. La textura le añade significado a las imágenes. Y la voz de Nestler complementa la belleza de las imágenes que comenta. Destaca, por ejemplo, “el búho vulnerable”, una figura presente en la vida y en el trabajo artístico de Picasso desde el principio del film. Por último, vemos las imágenes de nuevo, por cuarta vez, al observar los bocetos realizados por Picasso en preparación del mural. “Mi manera de trabajar es hacer muchos bocetos.” Estas capas de miradas superpuestas, presentadas por Nestler, nos permiten explorar el trabajo de Picasso desde diferentes perspectivas.



En el epílogo, Nestler filma a un grupo de niños pequeños en una clase de arte con dos jóvenes profesoras; todos dibujan concentrados, en silencio. Se escuchan algunos susurros aquí y allá cuando los chicos se piden prestado un lápiz de color o un marcador. Vemos y escuchamos la disciplina silenciosa de los niños dedicados al trabajo creativo. Nestler también hace silencio. Mientras la cámara va de uno a otro dibujo infantil, vemos a los artistas: una niña viste una camiseta con la imagen de un búho, como un regalo maravilloso del azar.

La vida, el trabajo y la pasión de Picasso tiene un contrapunto significativo en el film: una recopilación de momentos breves en los que Nestler comenta sobre otros artistas amigos y contemporáneos de Picasso que no sobrevivieron la guerra. El periodo inicial de Picasso en Vallauris fue el peor momento de la Ocupación en París. Algunos de sus amigos tuvieron que esconderse de la Gestapo, como fue el caso de Max Jacob, quien murió en el campo de concentración de Drancy, cerca de París antes de ser transportado a Auschwitz. En otro momento del film, sin hacer una conexión explícita con el resto de la narración, Nestler cuenta que Pierre Daix, un periodista y escritor de la Resistencia fue arrestado, torturado y enviado a Mauthausen. “Él (Daix) fue uno de los sobrevivientes”, dice y agrega que muchos no sobrevivieron. Uno de ellos fue Pierre Chalmette, exalcalde de Vallauris, asesinado por la Gestapo el 15 de agosto de 1944.

La vida y el trabajo de un artista en contrapunto con la crueldad y la injusticia de la guerra. Nestler no permite que nos dejemos arrastrar por el genio y el éxito de Picasso, de los que tanto se ha hablado. Inferimos que la labor artística de Picasso es, en primer lugar, trabajo. La facilidad con la que mueve Picasso el pincel lo hace parecer fácil, pero sabemos que detrás de cada uno de sus movimientos hay muchas horas de estudio, investigación y esfuerzo.

La guerra, el fascismo, la injusticia no son solo hechos de la vida que se interponen en el trabajo de los artistas, sino que también contribuyen a moldearlos, y darles a menudo, los temas de su trabajo. El arte es una manera de responder a la guerra como “un arma ofensiva y defensiva contra el enemigo”, dice Picasso. Cuando vemos a los niños, su dedicación y concentración, su placer al dibujar y pintar, su silenciosa creatividad, nos quedamos con el interrogante inevitable sobre cuál será el evento que interrumpirá su práctica, sobre cuál será el tema que ellos escogerán. Mientras tanto, deben continuar trabajando, ejercitándose, explorando el diseño y el color. Habrá tiempo para la guerra, para la discordia, para la pena de mirar morir a otros antes de tiempo. Por ahora, se dibujan a sí mismos, como una bella niña en un vestido rojo y largo o en una carrera de bicicleta; o trazan una simple calle con casas bonitas flanqueadas por conejos de colores vivos. Por ahora, ellos y nosotros debemos aprender a trabajar. A partir de ese trabajo, algún día hallarán/hallaremos las respuestas a lo que todavía no ha sucedido.



Se atribuye a Picasso esta cita: “A lo largo de la historia de la pintura, hay unos 20 temas, como máximo…”. Un tema es algo universal. Representa inevitablemente una fase importante del desarrollo humano. Nacimiento, sufrimiento, muerte: esos son los temas principales.” A pesar de que se trate de temas limitados, Nestler ha hallado la manera de echar luz (la luz de una vela) sobre los temas con los que ya tenemos familiaridad: la vida, la guerra, la supervivencia, la muerte y Picasso. La atención, la investigación y el trabajo de Nestler revitalizan a Picasso como un tema del arte. La edición de archivo -fotografías de films, citas de personas que conocieron a Picasso en aquel periodo (los ceramistas, el panadero del pueblo) y dos poemas completos de Éluard (el “canto disidente” titulado “Bêtes et méchants” y “Les belles balances de l’ennemi”, publicados durante la guerra en 1945)-, la combinación armónica de todos esos materiales fluye con tanta naturalidad como una pincelada de Picasso delineando la paloma de la paz, las alas, la cola, la cabeza y la rama de olivo. El trabajo está allí presente: como Picasso, Nestler se ha preparado toda la vida para realizar esta obra. El resultado es la perfección.

Ver el film en vimeo:
https://vimeo.com/601697031/ab2a0e91c0?

Museo Ludwig sobre el film:
https://der-geteilte-picasso.de/en/exhibition-part/picasso-in-vallauris/

Museo Ludwig sobre la exhibición:
https://www.museum-ludwig.de/en/exhibitions/picasso-shared-and-divided-the-artist-and-his-image-in-east-and-west-germany

Fuente: Kino Slang: https://kinoslang.blogspot.com

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Nenhum comentário:

Postar um comentário