Pages

Libro de científico cubano avala la agroecología en Cuba

Do Rebelión, 29 de Dezembro 2021
Por: IPS



El proyecto Finca Marta produce con prácticas agroecológicas unas 60 variedades de hortalizas, frutas y miel, entre otros productos.

Una historia de los sueños, la voluntad, perseverancia, los obstáculos, enseñanzas, la defensa de la agroecología y las esperanzas es el libro La metáfora del pozo, del científico y agricultor cubano, Fernando Funes.

Publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el volumen, por ahora solo disponible en formato digital, recoge el camino recorrido por el proyecto Finca Marta, en la provincia de Artemisa, desde su simiente hasta su mirada al futuro.

La presentación virtual del volumen, coordinada entre la representación en Cuba de la FAO y el Centro de Estudios Sobre la Juventud, incluyó miradas diversas acerca de la publicación y las palabras de su autor.

“Es un libro hecho con amor, sobre todo, un libro que intenta inspirar y que intenta lograr que las personas encuentren dentro de sí y dentro del colectivo humano donde se desarrollan, traten de encontrar las vías para enfrentarnos a los grandes retos que enfrenta la humanidad en estos momentos”, dijo Funes.

Dedicado a su madre y tutora, La metáfora del pozo es “un libro que nació con la decisión de una familia de comenzar una nueva vida ligada con el medio rural”, destacó.

Desde los canteros en pendientes de Finca Marta, el doctor en Ciencias consideró que el libro se publica en un momento muy complejo, debido a la pandemia, de grandes retos desde lo sanitario y desde el diseño de los modelos de sociedad, de consumo y de agricultura. Según dijo, de todo eso trata su obra.

En la contracubierta, el escritor Leonardo Padura indica que “es la crónica de una pasión y también de una apuesta. Es la historia de cómo, para encontrar agua, hay que cavar un pozo. Una labor de excavación que puede ser ardua y llena de sacrificios, pero que si se hace con la fe necesaria y los recursos correctos, recibe el premio de hallar el agua”.
Texto y contexto

Al presentar el volumen el pasado 9 de noviembre, el representante de la FAO en Cuba, Marcelo Resende, consideró que es una marca muy importante de los procesos de transformación del sistema alimentario para mejorar la agricultura, la nutrición y el medio ambiente.

Según acotó, Funes habla de su experiencia concreta, de su vida en la finca, los obstáculos que logró vencer para poder comercializar su producción agroecológica.

Resende apuntó que el libro se inserta en el marco de una acción más amplia de la FAO, junto a la Unión Europea, el Ministerio de la Agricultura y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP): una convocatoria para conocer sobre la agroecología en Cuba, en la que participaron más de 253 fincas, dando a conocer sus experiencias agroecológicas.

El representante de FAO se refirió a prácticas concretas existentes en el campo cubano hoy, entre ellas, la crianza de cerdos sin depender de pienso importado, la siembra de papa agroecológica con posturas propias.

Para Yarisbell Sánchez, directora del Instituto de Investigaciones Fundamentales en Agricultura Tropical Alejandro de Humboldt, La metáfora del pozo “es un regalo para los que creen en la necesaria conexión de producción de alimentos y la conservación de la biodiversidad y es la muestra de que cuando se abraza una idea con pasión, todo es posible”.

La obra, dijo, describe cómo se abordó el desafío de convertir en realidad sueños y aspiraciones de una familia, atendiendo los elementos sociales y culturales, el diálogo de saberes, el conocimiento tradicional y su relación con la ciencia.

A su juicio, las experiencias descritas “han contribuido al desarrollo de diferentes iniciativas que abogan por la conservación y uso sostenible de la biodiversidad y en particular, la agrobiodiversidad”.

Por su parte, Juan Garay, jefe de la cooperación de la Unión Europea en Cuba, comentó que el texto “explica esa bellísima aventura de Fernando y su familia, de su vida en la naturaleza, en la más profunda de las armonías, de aportar con ella al alimento y la salud de la comunidad”.
Algunas reflexiones

Explicó Funes que el libro está dividido en seis partes; la primera aborda las motivaciones para establecerse en un espacio de ocho hectáreas que explotan en usufructo; la segunda se dedica al entorno ecológico; y la tercera, a las transformaciones que ocurrieron en ese lugar: ecológicas, sociales y culturales. También expone cómo el proyecto evolucionó en el tiempo.

La cuarta parte se enfoca en la gestión multifuncional, que incluye las cuestiones legales, económicas y de manejo del sistema.

“En cada capítulo, en cada historia que cuenta el libro está el aprendizaje que hemos tenido durante estos 10 años y que nos lleva hacia adelante”, destacó Funes.

La metáfora del pozo inserta también capítulos dedicados a la sociedad, con interioridades de visitas de personalidades como Fidel Castro y el príncipe Carlos, del Reino Unido, y al futuro, que valora los impactos del proyecto Finca Marta, en el territorio y más allá de él, como usuario de la Zona de Desarrollo Espacial Mariel.

La obra contiene reflexiones sobre la vida rural, el agroturismo y la juventud en el campo, entre ellas se destacan las siguientes:

-al mejorar las condiciones de vida, garantizar las necesidades básicas y un buen ambiente laboral se eleva la productividad. Esto se refleja en mayor aprovechamiento de la jornada y en el aumento de los niveles de satisfacción (p. 137).

-combinar la agricultura con el turismo nos ha permitido comunicar nuestro mensaje, tener una fuente adicional de ingresos y, sobre todo, disfrutar del intercambio con personas de muchas latitudes y diversas percepciones acerca de la agricultura (p. 141).

-la gente debe y tiene que ver cómo su vida mejora y que su trabajo vale la pena en el sentido estrictamente práctico (p. 171)

-los agricultores que labran la tierra, que sudan la camisa y trabajan de sol a sol, merecen un sitio cómodo para asegurarse el descanso (p. 173).

-el día en que el campo sea una aspiración para los jóvenes podremos garantizar la reproducción de la dinámica rural, con más satisfacciones que frustraciones, con más felicidad que aburrimiento y malestar (p. 212).

Fuente: https://www.ipscuba.net/salud-y-ciencia/libro-de-cientifico-cubano-avala-la-agroecologia-en-cuba/

Nenhum comentário:

Postar um comentário