Pages

La victoria de China sobre la pobreza absoluta

Do Rebelión, 10 de Março 2021
Por R Arun Kumar : Peoples Democracy;Traducido del inglés para Rebelión por Beatriz Morales Bastos



El día 25 de febrero de 2021 el presidente chino Xi Jinping anunció que China había logrado una “victoria total” en su lucha contra la pobreza al haber conseguido sacar de la pobreza a los últimos 98.99 millones de personas pobres del ámbito rural que vivían por debajo del actual umbral de pobreza. Con ello se ha sacado de la lista de pobreza a todas las 932 regiones y 128.000 aldeas empobrecidas. El presidente Jinping lo anunció en un encuentro para celebrar los logros de la nación en lo referente a la reducción de la pobreza y honrar a quienes luchan contra la pobreza.

La importancia del logro de China destaca por el hecho de que el PNUD calcula que para 2030 otros 207 millones de personas en todo el mundo pueden caer en la pobreza extrema debido al impacto a largo plazo de la pandemia, lo que significaría que la cantidad total de personas que viven en la pobreza extrema asciende a más de mil millones de personas. A diferencia de las previsiones para otros países, a lo largo de los últimos ocho años en China se ha sacado a casi cien millones de personas de la pobreza (la cantidad se calcula según su actual umbral de pobreza). Y desde 1978, cuando el Partido Comunista de China (PCC) decidió revisar sus políticas económicas según su política de “reforma y apertura”, se ha sacado de la pobreza a casi 770 millones de personas residentes en zonas rurales. Según el umbral de pobreza internacional establecido por el Banco Mundial, desde finales de la década de 1970 China es responsable de más del 70 % de la reducción global de la pobreza.

Las estadísticas demuestran que en la década de 1990 por cada aumento de un punto porcentual del PIB de China, la población rural pobre disminuyó un 0,8 %. En los últimos años aproximadamente un millón de personas de este país salió de la pobreza absoluta cada mes, es decir, cada tres segundos salió una persona de la pobreza. Los ingresos netos per capita de la población empobrecida registrada aumentaron de 2.982 yuanes en 2015 a 10.740 yuanes en 2020. A pesar del impacto de la pandemia de covid-19, China ha logrado en el plazo previsto su objetivo histórico de acabar con la pobreza absoluta.

El actual umbral de pobreza de China es multidimensional y se estableció según los criterios fijados por las organizaciones internacionales y teniendo en cuenta las peculiares condiciones nacionales de China. Además de los ingresos también se tuvieron en cuenta los niveles de educación, sanitarios y de vida. China fijó su umbral de pobreza en unos ingresos anuales per capita de 2.300 yuanes en valores constantes de 2010, o en 2,3 dólares estadounidenses en términos de paridad de poder adquisitivo por persona y día. Para 202= se clasificaba como empobrecida a una persona que ganara menos de 4.000 yuanes al año.

Los resultados de la disminución de la pobreza se lograron sobre las bases establecidas tras la victoria de la Revolución china en 1949. Como ha reconocido Xi Jinping, las bases de la actual victoria se establecieron gracias al trabajo de las anteriores generaciones de líderes de la República Popular China. En un primer momento China llevó a cabo reformas agrarias y cambios a gran escala en la agricultura, lo que hizo que disminuyera la pobreza en las zonas rurales. Sus prácticas para disminuir la pobreza pasaron por diferentes etapas en las que hubo reformas de la economía rural, campañas destinadas a lograr el desarrollo regional y una combinación de “enfoques regionales más amplios y precisos”.

China convirtió la erradicación de la pobreza en un requisito básico para lograr para 2020 su objetivo de crear una “sociedad moderadamente más próspera en todos los sentidos”. En 2011 China completó su primer programa de diez años para disminuir la pobreza y de desarrollo. Fue el primer país del mundo en lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU de 2015 de reducir a la mitad el índice de pobreza extrema. Quedaban todavía aquellas regiones en las que había una pobreza profunda. Desde 2012 el gobierno se centró en esas zonas profundamente empobrecidas y en grupos empobrecidos específicos. Se estableció el objetivo de garantizar que “las personas rurales pobres se libran de la preocupación por la comida y la ropa, y tienen acceso a la educación obligatoria, a servicios médicos básicos y a una vivienda segura”.

China llevó a cabo su campaña para disminuir la pobreza bajo la consigna de “seis medidas precisas” y “cinco tandas”. Las “seis medidas precisas” son: ‘(i) identificar de forma precisa a las personas pobres, (ii) preparar minuciosamente los proyectos, (iii) un uso adecuado de los fondos, (iv) unas medidas dirigidas a los hogares, (v) el emplazamiento preciso de los funcionarios encargados de la lucha contra la pobreza en las aldeas y (vi) unos efectos cuantificables de la disminución de la pobreza. La “cinco tandas” se refieren a sacar a las personas de la pobreza por medio de (i) aumentar la producción para incrementar el empleo, (ii) la reubicación , (iii) trabajos relacionados con la protección del entorno natural, (iv) la educación (v) y subsidios de subsistencia.

En 2014 China destinó a más de 800.000 cuadros a identificar a las personas pobres. En 2015 esa cantidad aumentó a más de dos millones de cuadros encargados de verificar la exactitud de los datos que clasificaban a las personas como pobres. El proceso de verificación comprendía “cuatro pruebas”, es decir, el examen de la vivienda, las existencias de alimentos, la capacidad laboral y la presencia de niños en la escuela. Gracias a ese completo proceso de verificación, identificaron 14 zonas contiguas de pobreza extrema, 832 regiones empobrecidas y 128.000 aldeas empobrecidas que debían salir de la pobreza.

El principio fundamental que guiaba las políticas chinas de erradicación de la pobreza era adoptar un enfoque centrado en el pueblo y ratificar el liderazgo del Partido y del sistema socialista. Xi Jinping afirmó: “Erradicar la pobreza, mejorar el nivel de vida del pueblo y lograr la prosperidad común son requisitos esenciales del socialismo y una misión clave del PCC”. Este partido siempre ha afirmado que sus objetivos básicos, acordes con los principios del socialismo y la economía política marxista, son “el desarrollo humano, la erradicación de la pobreza, mejorar el nivel de vida y lograr la prosperidad común. Las razones clave de la victoria contra la pobreza radican en las ventajas políticas del sistema socialista, que puede reunir los recursos de toda la sociedad y generar solidaridad y acciones conjuntas”. China ha podido reducir la pobreza de forma continua porque su sistema social equilibra “justicia y eficiencia” y “desarrollo económico y disminución de la pobreza”.

En su décimo octavo congreso del partido el PCC declaró que “la contradicción principal de la sociedad china es la que hay entre las necesidades cada vez mayores del pueblo de tener una vida mejor y un desarrollo desequilibrado e inadecuado. El mayor desequilibrio en el desarrollo es el que existe entre las zonas urbanas y rurales. El nivel de desarrollo de estas últimas es insuficiente. La intersección entre un desarrollo urbano y rural desequilibrado, y un desarrollo rural insuficiente se produce en las zonas afectadas por la pobreza, especialmente en las zonas profundamente empobrecidas”. Para resolver esta contradicción a favor de las personas y de las clases productivas, el PCC instó a los comités del partido y a los gobiernos locales a hacer de la disminución de la pobreza una prioridad absoluta durante el décimo tercer periodo del Plan Quinquenal (2016-2020) y a centrarse en el desarrollo económico y social.

Se encargó a las personas que ocupaban el cargo de la secretaría del partido en los ámbitos provincial, municipal, regional, de las ciudades y de las aldeas llevar a cabo la campaña estatal contra la pobreza. Se definieron los papeles de los departamentos del Partido y del gobierno a diferentes niveles como “planificación central, responsabilidad provincial e implementación en ciudades y provincias”. La dirigencia principal del Partido y de los departamentos del gobierno en todo los niveles desempeñaron un papel fundamental a la hora de garantizar “la planificación de los recursos, la implementación de las políticas y la movilización social”. No se permitió el traslado a otras zonas de los principales funcionarios de las 832 regiones empobrecidas antes de que las regiones en las que trabajaban salieran de la pobreza.

Se destinó a más de 500.000 cuadros seleccionados a trabajar como primeros secretarios del PCC en los pueblos para luchar contra la pobreza desde la primera línea. Se envió al ámbito rural a un total de 255.000 equipos para ofrecer ayuda sobre el terreno y a más de tres millones de personas como comisarios especiales para disminuir la pobreza. Todos estas personas trabajaron en primera línea junto con casi dos millones de cuadros de los municipios y millones de cuadros de los pueblos. 1.800 cuadros del PCC perdieron la vida mientras trabajaban en la lucha por disminuir la pobreza. En los últimos ocho años se han invertido casi 1.6 billones de yuanes en la lucha para disminuir la pobreza. Desde 2016 hasta septiembre de 2020 los fondos anuales destinados a disminuir la pobreza de 832 regiones empobrecidas pasaron de decenas de millones de yuanes a 360 millones de yuanes. Todos esos esfuerzos dan ahora sus frutos.

China detalló unas normas estrictas para excluir de la lista a las personas aldeanas afectadas por la pobreza y considerarlas “libres de la trampa de la pobreza”. Antes de salir de la lista los hogares pobres deben tener “unos ingresos per capita netos anuales estables superiores al umbral de pobreza, comida y ropa suficiente, acceso a la educación obligatoria, servicios médicos básicos y una vivienda segura”. Esta evaluación la hicieron unos asesores que contaban con la participación de universidades y organizaciones sociales que realizaron investigaciones por muestreo y verificaciones sobre el terreno para poder hacer análisis independientes y evaluar cada indicador. Estos equipos también evaluaron los resultados de los funcionarios que trabajaban en la campaña de disminución de la pobreza. Solo después de este riguroso proceso de verificación se anunció la erradicación de la pobreza absoluta.

La campaña de disminución de la pobreza dirigida por el PCC se resumen en estas cinco consignas*: “un liderazgo decidido, un programa detallado, una orientación al desarrollo, una gobernanza basada en datos y una ejecución descentralizada”.

Xi Jinping afirmó: “Librarse de la pobreza no es el objetivo final, sino el punto de partida de una nueva vida y de nuevos objetivos. Se van a llevar a cabo otras campañas para integrar el trabajo de consolidar los logros de la disminución de la pobrezas con la revitalización del ámbito rural”. Una vez eliminada la pobreza absoluta, China ha cumplido con diez años de adelanto el objetivo de erradicación de la pobreza establecido por la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU. Después de lograr este objetivo China declaró que va a establecer un periodo de transición de cinco años para seguir ofreciendo ayuda y supervisión.

*En el original se mencionan “5 D” por la inicial de cada una en inglés: “Determined Leadership, Detailed Blueprint, Development Oriented, Data-based Governance and Decentralised Delivery” (N. de la t.)

Fuente: https://peoplesdemocracy.in/2021/0307_pd/chinas-victory-over-absolute-poverty

Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelión como fuente de la traducción.

Nenhum comentário:

Postar um comentário