Pages

Los dilemas de la geopolítica de América del Sur

Do Rebelión, 25 de Janeiro 2021
Por Ezequiel Beer
 


La inédita profundidad que expresa la crisis política de los EEUU ante la salida de Donald Trump de la Casa Blanca y su reemplazo por un veterano político del Partido Demócrata –Biden– expresa que sus propias necesidades de superación y resolución de la situación económica, dará lugar a una mirada retrospectiva al interior de dicho país por lo menos en el mediano plazo, algo que ya expresaron las flamantes autoridades.

Desde las consecuencias de la crisis financiera internacional del año anterior, los efectos destructivos de la Pandemia y un estado de cuasi guerra civil no hace más que pensar que las prioridades internas serán el foco de atención.

La salida de Medio Oriente y la rivalidad –casi perdida en el largo plazo– con China en el plano económico y tecnológico entiende que los EEUU tampoco tiene un proyecto alternativo a la Ruta de la Seda que ya afecta el hinterland de casi toda Euroasia.

Las ulteriores propuestas del Tratado Transpacífico- impulsadas por el ex presidente Obama -quedaron en la nada y no pudieron hacer mella en la mayoría de los países a los cuales fueron convocados para dicha gesta.
Por lo tanto, cuales son los atractivos o los intereses –de mediano plazo– de los EEUU sobre el Cono Sur cuando lo que podría llamarse como “socio “del anterior presidente norteamericano se halla en una supina crisis pandémica y social, es decir estamos hablando de Bolsonaro al que se le re configuro el mapa de relaciones internacionales en tan solo un par de meses.

Una discreta pero estratégica agenda lleva adelante la Argentina con respecto a su principal socio -Brasil -no solo en términos comerciales sino políticos que sin duda redunda en la visita al país del numero 2 de la política brasileña.

Ameno y dispuesto a re lanzar una agenda de integración parecería ser que los vecinos han terminado de comprender que la salida es la mancomunidad de ambos países y por arrastre del resto de los congéneres y desde allí proyectar un Bloque Geopolítico que pueda disputar un lugar en el escenario mundial y resolver conjuntamente los problemas del subdesarrollo que los aquejan.

Los antiguos deseos del ABC Peronista –estas semanas el Presidente Fernández visita Chile– puede comenzar a ser lentamente una realidad ante un gigante distraído y preocupado sobre su propia crisis.

América del Sur es el ultimo reservorio de recursos naturales que existe para los próximos siglos lo que también invita a considerar una estrategia de defensa regional conjunta y también desde allí re posicionar nuestro reclamo sobre las Islas Malvinas.

Crisis es también sinónimo de oportunidad y los variados movimientos políticos que emanan de nuestras fuerzas gubernamentales deben direccionarse hacia ese lugar.

No en vano la existencia de la supremacía estadounidense está en jaque hace varios años y algunos estudiosos indican que en menos de 40 años se producirán una fractura total.

Los sudamericanos debemos estar atentos y preparados siendo un continente joven con una heterogeneidad de recursos naturales, humanos y culturales que puede también dar una respuesta a una civilización universal cuasi fallida.

«Únanse, únanse más que nunca» (Juan Domingo Perón)

Ezequiel Beer. Geógrafo UBA. Analista Político.

Nenhum comentário:

Postar um comentário