Pages

“Los medios se equivocan, la participación récord de latinos ayudó a Biden”

Entrevista al periodista Juan González


Do Rebelión, 9 de NOvembro, 2020
Por Amy Goodman, Nermeen Shaikh : Democracy Now!Traducido por Lydia Neri para Rebelión.



AMY GOODMAN: Juan González co-anfitrión de Democracy Now! dice que se está consolidando “un falso discurso” que sugiere que los votantes latinos fueron los principales culpables del débil resultado del Partido Demócrata.

Para hablar más sobre las elecciones y saber quiénes fueron los votantes en estas históricas elecciones, nos acompaña nuestro colega Juan González de Democracy Now!, que ha observado muy de cerca quiénes fueron los votantes que participaron. Se une a nosotros desde New Brunswick, Nueva Jersey, donde es profesor en la Universidad de Rutgers.

Juan, es asombroso lo que ha ocurrido en este país. Estamos hablando de un número récord de votantes. Se cree que votaron más de 150 millones de personas. ¿Puedes hablarnos de la demografía del voto? En los últimos días el discurso principal había sido (antes de la jornada electoral del 3 de noviembre) que los afroamericanos y latinos no iban a votar por Joe Biden en la cantidad en que originalmente se creía. Pero este es un discurso que ahora mismo tú refutas. ¿Podrías hablar sobre tus hallazgos?

JUAN GONZÁLEZ: Sí, Amy. He estado estudiando detenidamente los números tratando de dar sentido a lo que sucedió en estas elecciones y este discurso que está difundiéndose de que los latinos y, hasta cierto punto, los afroamericanos se inclinaron más hacia Donald Trump en la elecciones, y que no votaron por Joe Biden y el Partido Demócrata, es creo en gran medida un falso discurso.

Creo que lo principal de estas elecciones, como mencionaste, fue que hubo una participación récord; no tenemos las cifras exactas, pero parece que alrededor de 158, 159, 160 millones de personas. Cerca de 160 millones de personas votaron. La noticia principal es que las personas de color, especialmente los latinos, acudieron a las urnas en números que excedieron con creces lo que esperaban los expertos, mientras que el número total de votos emitidos por los estadounidenses blancos, desde las pasadas elecciones presidenciales, apenas aumentó. Y lo más importante es que los votantes blancos, incluidas las mujeres blancas, votaron este año en porcentajes más altos por Trump que en 2016.

¿Cómo es que ninguno de los expertos se pregunta por qué los votantes blancos votaron menos por el Partido Demócrata?

Déjame ser un poco más específico. Parece haber habido algunas áreas del país en donde hubo un aumento en el porcentaje del voto Latino para Donald Trump, específicamente en el Valle del Río Grande de Texas y en el Condado de Miami-Dade, los cuales, debo señalar para aquellas personas que conocen los patrones de votación de la comunidad Latina, que estas áreas han sido siempre relativamente conservadoras en términos de votación de la comunidad Latina. Aunque el sur de Texas es en gran parte Demócrata, siempre ha sido un bastión electoral mayormente Demócrata, de moderado a centrista, o conservador. Pero mi análisis de las cifras muestra una historia completamente diferente cuando miras al país en su conjunto.

Estoy haciendo esta evaluación basándome en las encuestas de salida que utiliza la mayoría de los medios, que es la encuesta electoral nacional de Edison, la cual siempre ha sido criticada en el pasado precisamente porque no da números correctos o no da cifras válidas sobre la comunidad Latina, pero sigue siendo la única encuesta de salida masiva que tenemos hasta que obtengamos más estudios científicos que tal vez lleguen meses después, o dentro de un año.

Entonces, en primer lugar: La participación histórica.
Si tomamos el número de 159 millones y vemos que en las pasadas elecciones votaron 136 millones de personas, estamos hablando de un aumento de 23 millones de votantes en comparación con la pasadas elecciones. Eso es un aumento fenomenal. ¿Quiénes eran esos 23 millones de personas? ¿de dónde venían?

Tengo un gráfico aquí. Verán que según las encuestas de salida el 13% del voto provino de votantes latinos, estadounidenses de origen latino. Eso representa que 20.6 millones de latinos votaron en estas elecciones. Eso es un aumento increíble de un 65% con respecto a las pasadas elecciones, lo que ya es un récord para los latinos, cuando que la participación era solo del 12,6%.

Por primera vez en la historia de los Estados Unidos (porque nunca habían votado más del 50% de la población latina elegible para votar, siempre había sido una participación de 45%, 46% o incluso menos). Pero por primera vez, alrededor de dos tercios de los Latinos elegibles asistieron a las urnas. Esto es, 8 millones más de latinos votaron en estas elecciones de los que votaron en las pasadas elecciones.

Luego, vienen los estadounidenses de origen asiático, una participación fenomenal en la comunidad estadounidense de origen asiático 3.6 millones de votos más de los que votaron en 2016. Y luego los afroamericanos que también tuvieron un aumento, pasaron de 17,1 millones (que votaron en 2016) a 19 millones, unos 1,9 millones más. Eso es un aumento, pero no tanto como cabría esperar después de uno o dos años de protestas masivas por justicia racial, y con la candidatura pionera de Kamala Harris, pero sigue siendo un incremento.

Entonces qué pasa con los votantes blancos el sector más grande del electorado pero que viene en disminución. En 2016, 100 millones de blancos votaron en las elecciones. En estas elecciones votaron 103 millones, solo 2,7 millones más de votantes blancos en todo el país.

La mayor parte del aumento del voto en estas elecciones provino de personas de color, principalmente latinos. Ahora, la gente dice: «Bueno, pero hubo un ligero aumento porcentual entre los afroamericanos y latinos a favor de Trump». Bueno, los porcentajes no ganan las elecciones, los votos ganan las elecciones. Y eso es lo que hay que entender. ¿Preferiría tener el 70% de los 12 millones de votos? o ¿preferiría tener el 68% de los 20 millones de votos? El aumento ha sido muy grande, mientras que los porcentajes se han mantenido aproximadamente iguales. Ha habido un enorme aumento en el voto para Biden y el Partido Demócrata por parte de los estadounidenses de origen latinoamericano, asiático y afroamericano.

¿Por qué fue esto? Creo que el entusiasmo en la participación de la comunidad latina estuvo alimentada por cuatro años de ataques y de injustificadas acusaciones por parte de los republicanos contra los latinos; por la desastrosa respuesta para la comunidad Puertorriqueña cuando el huracán María; por la separación de familias, y también por la terrible respuesta de la administración Trump al coronavirus. Y es por eso que Arizona, Nevada y Colorado, al parecer, están optando por Joe Biden. Lo que ha sucedido ahora es que hay un nuevo bloque, un cinturón marrón de votantes que está surgiendo en el Suroeste y que incluye Arizona, Nevada, Colorado, Nuevo México y muy pronto también Texas.

Entonces, los que no participaron como debieron en estas elecciones, fueron los votantes blancos, quienes no solo no tuvieron un aumento cualitativo en sus totales de votos, sino que cayeron del 71% del electorado al 65%, además de que esta vez votaron en un porcentaje mayor por Trump, que en las elecciones pasadas, o que cuando lo hicieron por John McCain en 2008. Y esto es especialmente cierto entre las mujeres blancas. ¿Cómo es esto posible? dados ya los años de acusaciones contra Trump por agresión sexual; por su actitud en denigrar a las mujeres; por sus políticas de separación de familias… ¿Cómo es posible que las mujeres blancas hayan aumentado el porcentaje del voto para Donald Trump? ¿Qué pasa con eso? ¿Por qué los analistas no están diseccionando qué diablos está sucediendo en la comunidad blanca de Estados Unidos y con las mujeres blancas en Estados Unidos? Desafortunadamente, me parece que, mirando los números, no hay una brecha de género, lo que existe es una brecha racial de género, en el sentido de que las mujeres afroamericanas y latinas son las que están votando abrumadoramente por el Partido Demócrata, pero no las mujeres blancas. Y creo que hay que analizarlo a fondo.

Finalmente creo que el tema clave aquí es que Estados Unidos, siendo la primera potencia imperialista del mundo, sin competencia real, sin adversarios reales que lo amenacen, (solo China, que puede competir económicamente con Estados Unidos) somos un país que está moviéndose a una situación en la que el Partido Republicano está cada vez más cerca de convertirse en el partido de los blancos en Estados Unidos, y el Partido Demócrata se está convirtiendo cada vez más en el partido de la nueva mayoría multirracial del pueblo estadounidense. Eso es lo que tomo de los resultados de estas elecciones. Sin importar realmente quién termine ganando la elección, o lo que pase con el Senado, o lo que pase con el Congreso, son las tendencias en el desarrollo de la participación del electorado de los Estados Unidos, las que están mostrando una enorme división racial entre los dos partidos y a quiénes éstos representan.

AMY GOODMAN: Es Juan González, en Democracy Now! Co-anfitrión y profesor de la Universidad de Rutgers, haciendo una inmersión profunda, incluso mientras estamos esperando saber quién ganó la presidencia de los Estados Unidos. Y, Juan, pudieras hablar sobre las discusiones que se dieron durante 2016, la falta de información que hasta la fecha continúa acerca de quiénes votaron. Como que más de la mitad de las mujeres blancas votaron por Trump en 2016. Tú estás explorando todo esto…

JUAN GONZÁLEZ: Sí. Bueno, en realidad las encuestas de salida en la pasada votación estaban considerablemente desfasadas respecto al voto de las mujeres. De hecho, el Pew Center y otras organizaciones realizaron estudios posteriores muy extensos y encontraron que en las elecciones de 2016 hubo un voto muy parejo de las mujeres blancas por Donald Trump y Hillary Clinton. Creo que fue del 47 y el 48%, porque, por supuesto, hubo candidatos de terceros partidos en 2016 que también obtuvieron una parte del voto de las mujeres. En estas elecciones, hay una clara mayoría de votos que muestra que las mujeres blancas están votando por Trump, y no creo que haya habido ningún análisis verdadero de lo que sucedió allí. Ciertamente ninguno de los comentaristas políticos que he visto se ha preguntado por qué ha aumentado el apoyo a Trump por parte de las mujeres blancas desde 2016, cuando que no ha aumentado, o apenas, entre las mujeres afroamericanas y latinas. Creo que eso es algo que realmente hay que tener en cuenta.

Pero creo que en términos generales, si miras los antecedentes de las tendencias, se trata de aproximadamente dos tercios de los latinos que regresa a George Bush. George Bush fue el último candidato republicano que logró obtener el 40% de los latinos. Ronald Reagan, allá por los años 80, obtuvo alrededor del 40% del voto latino también. Pero en ese entonces la participación latina era mucho más pequeña. Fue una votación mucho menor. Ahora es un voto mucho mayor. Entonces, cuando estás hablando del 28, 29, 30% de voto para el candidato republicano, eso no es realmente un cambio sustancial en la votación. Tendría que subir al 35 o 40%, para que se pudiera afirmar que está ocurriendo un verdadero movimiento en la comunidad latina.

Esto es, los antecedentes históricos han sido que los republicanos obtienen generalmente entre el 25 y el 35% del voto latino, porque recordemos, los latinos son una comunidad muy discrepante. Son de muchas nacionalidades. Hay cambios constantes en la población latina debido a la migración. La gente dice: «Bueno, el sur de Florida votó más por Trump». Bueno, el sur de Florida de hoy no es el mismo sur de Florida de hace 10 años, porque el sur de Florida actual se ha convertido cada vez más en el área de base para todos los conservadores latinoamericanos, ya sean nicaragüenses (que huyen de los cambios sociales en Nicaragua), los colombianos; cada vez hay más venezolanos, y, por supuesto, la comunidad cubana a la antigua. Este área de Florida es el área de refugio para todas las personas que huyen de la revolución social en América Latina. Así que no sorprende que haya habido un aumento del voto de los latinos conservadores en el sur de Florida. Eso no es una sorpresa en absoluto, es solo una sorpresa para las personas que no prestan atención a la evolución y la dinámica de la comunidad latina en todo el país.

Pero creo que la verdadera clave es lo que sucedió en Wisconsin; lo que sucedió en Pensilvania; lo que sucedió en los estados del Medio Oeste; lo que sucedió en Arizona, en Nevada, donde existe una gran parte de la comunidad latina y, por supuesto, Texas, donde la mayor parte de la comunidad latina vive, y vota.

AMY GOODMAN: Juan, quería preguntarte sobre los Pueblos Originarios de América del Norte Anoche hablaba con alguien de la comunidad Standing Rock Sioux, y conversaba de la gran historia en Wisconsin en torno a los Nativos Americanos, aunque es más difícil de rastrear ¿verdad?, debido a quiénes están y quiénes no están identificados demográficamente.

JUAN GONZÁLEZ: Sí. Bueno, ciertamente creo que el voto de los indígenas de América del Norte, no solo en Wisconsin y en Montana sino en Arizona ha jugado, probablemente, un papel muy importante junto con el voto de la comunidad latina. La gente dice que el Condado de Maricopa es decisivo para lo que suceda en Arizona. Bueno, el Condado de Maricopa es 31% latino. Es el condado más grande de Arizona y comprende gran parte de los votos. Creo que en Arizona, especialmente, y en algunos otros estados, el voto de los indígenas será crucial. Pero obtener los números concretos llevará algún tiempo, porque la muestra que utilizan estos encuestadores es tan pequeña que será necesario investigar mucho más para obtener resultados reales.

NERMEEN SHAIKH: Juan, aunque como dices, es muy sorprendente que las mujeres blancas hayan votado en mayor número por Trump en estas elecciones (más que en 2016), dados los constantes ataques de Trump contra mujeres de todo tipo. Pero considerando que Trump ganó más de 60 millones de votos, 68 millones de votos, supongo que lo que llama la atención es el hecho de que exista un aumento de votos, aunque sea marginal, por parte de los afroamericanos, asiáticoamericanos, y las comunidades latinas, quiero decir, dado lo que Trump ha hecho y dicho sobre ellos, sorprende que la gente votara por él y que de hecho aumentara el voto.

JUAN GONZÁLEZ: Sí, claro, estoy de acuerdo contigo Nermeen. Creo que la cuestión es comprender. Es por eso que planteo la naturaleza del imperialismo estadounidense. No creo que debemos subestimar la realidad, porque todos sabían por quién estaban votando en esta elección. No hubo, o hubo muy pocos votantes indecisos. Y creo que una de las cosas que aún debe responderse es cómo, una vez más, las encuestas estuvieron tan equivocadas, no necesariamente sobre el voto por Joe Biden, porque la mayoría de las encuestas le dieron a Joe Biden sobre 51, a veces 52. % de los votos, o 50, que es más o menos lo que ha estado obteniendo, sino que, una vez más, hubo una severa subestimación en todas las encuestas, de la cantidad de estadounidenses que estarían votando por Trump. Y creo que tenemos que entender, que estas encuestas son muy sospechosas y no se puede confiar en ellas.

Pero creo que la clave (y he estado diciendo esto durante bastantes años cada vez que tengo la oportunidad de hacer análisis en lugar de solo hacer preguntas), es que hay una muy significativa parte del pueblo estadounidense, incluso entre los afroamericanos, los latinos y otros grupos, que está perfectamente contenta con que Estados Unidos sea la potencia imperial del mundo y, en un grado u otro, cree que tiene que apostar al continuo chovinismo nacional; al expansionismo, y al bullying de los Estados Unidos alrededor el mundo. Esta votación también representa, incluso si gana Joe Biden, que hay muchos estadounidenses que están perfectamente contentos con que nuestro país sea un Estado corrupto e ilegitimo, y se sienta el dueño del resto del mundo e insista en que sus intereses van primero que todo. Hay un movimiento nacional chovinista en Estados Unidos, un movimiento que cree que el autoritarismo es el camino a seguir.

No podemos subestimar esto, y ojalá que los progresistas puedan organizarse una vez entendiendo esto. El trabajo que hay que hacer, sin embargo, está en la comunidad blanca, está entre los estadounidenses blancos. Ahí es donde hay que organizarse, porque esa es la población que está cambiando cada vez más hacia una visión nacional chovinista y supremacista blanca del mundo. Y no creo que podamos barrer eso debajo de la alfombra y actuar como si no estuviera sucediendo, porque está sucediendo. Esa es, creo, la lección clave, que, si Donald Trump obtuvo más votos en esta elección que en la pasada, hay una razón para eso.

NERMEEN SHAIKH: Y, Juan, como dices, Trump obtuvo más votos, 4 millones más de votos (en este momento). En 2016, cuando ganó, hubo un consenso casi universal de que él era una aberración; en otras palabras, era considerado un excéntrico, ajeno a lo que había sido el Partido Republicano y sus principios, mientras que ahora en realidad él juega un papel distinto.

JUAN GONZÁLEZ: Sí, porque creo que él es una aberración en su conducta personal y en la forma en que desempeña el cargo, pero no en las políticas que está implementando. Las políticas que está implementando están bastante a la par con las políticas Republicanas conservadoras que se han estado desarrollando durante décadas. Y es por eso que tantos republicanos, que realmente no pueden soportar al hombre, todavía votan por él, porque Trump está implementando las políticas que están llevando al país hacia donde los republicanos creen que debe ir el país; ya sean las políticas de desregulación; las de la crisis climática; las políticas de inmigración, las de los impuestos y tantas otras políticas. Trump está implementando las políticas que quiere el establishment republicano conservador, es justo lo que él está haciendo de ese modo tan corrupto, venal y personal, que es tan difícil de soportar.

AMY GOODMAN: Juan González, queremos agradecerte por estar con nosotros.

Fuente del original en inglés: https://www.democracynow.org/2020/11/5/2020_election_ballots_electoral_college

Nenhum comentário:

Postar um comentário