Pages

Comprometidos con el sagrado deber de salvar vidas

Do Rebelión, 31 de Agosto, 2020
Por María Inés Álvarez Garay




En el discurso pronunciado en el acto de constitución del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastre y Graves Epidemias “Henry Reeve”, el 19 de septiembre de 2005, el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, expresó:

«Parecerían presuntuosas estas palabras si no se pudiera calificar hoy a nuestra Patria con toda justicia como el país que más ha hecho en el mundo para compartir con otros pueblos sus conocimientos y experiencias médicas.

Ni una sola vez, a lo largo de su abnegada historia revolucionaria, nuestro pueblo dejó de ofrecer su ayuda médica solidaria en caso de catástrofes a otros pueblos que la requirieran, sin importar cuán abismales eran las diferencias ideológicas y políticas, o las graves ofensas recibidas de los gobiernos de cualquier país».

Hoy, 15 años más tarde, nuestros valerosos guerrilleros heroicos se empinan, y con un espíritu de combate y una fortaleza de Titanes de Bronce, enfrentan la Covid-19 en numerosos países.

Lo hacen en medio de un mundo revuelto por la mortal pandemia que arrebata infinitas vidas a la humanidad, y cuando gobiernos despiadados han volcado toda su furia contra los galenos cubanos con increíbles injurias y mentiras, tratando de desacreditar toda la maravillosa obra humana que este ejército pacífico de batas blancas desarrolla en todos los rincones del planeta.

Siguen el legado de nuestro eterno Comandante, conscientes que, como el bien dijera: “…cada persona y cada pueblo tiene derecho a una vida sana y a disfrutar el privilegio de una existencia prolongada y útil».

Desde el inicio de la pandemia, la Brigada Médica Cubana (BMC) en Gambia, que brinda sus servicios en esta nación africana por más de 20 años, comenzó sus entrenamientos y cursos de actualización para diagnosticar y asistir a los pacientes contagiados con la Covid-19.

A lo largo de este proceso se han preparado en los tratamientos y protocolos actualizados, han enriquecido sus conocimientos epidemiológicos y de bioseguridad, además de mostrar su disposición para trasladarse a cualquier punto donde se les necesite, brindar servicios eficientes y una atención adecuada.

Los especialistas en Medicina Intensiva Dr. Darwin Padrón y la Dra. Yurina Lara, así como el especialista en Medicina Interna, Dr. Marcos Antonio Sastre Acevedo, han estado a cargo de estos entrenamientos no solo para los galenos y enfermeras cubanos, sino también para los colegas gambianos.

Los profesionales de la salud de la isla caribeña brindan asistencia médica y también comparten sus conocimientos, que es parte de su altruismo y solidaridad con los pueblos.

En estos momentos en que África sufre la pandemia, como toda la humanidad, los miembros de la BMC Gambia están en la línea roja y como dijera nuestro siempre Fidel: “…Nuestros conceptos sobre la condición humana de otros pueblos y el deber de la hermandad y la solidaridad jamás fueron ni serán traicionados. Decenas de miles de médicos y profesionales de la salud cubanos esparcidos por el mundo son testimonio irrebatible de lo que afirmo. Para ellos no existirán jamás barreras idiomáticas, sacrificio, peligros u obstáculos».

Para los miembros de la BMC Gambia no hay obstáculos, ni sacrificios que les impida luchar contra la Covid-19, y derrotarla definitivamente. Mantendrán sus principios porque ellos lo demuestran en cada actitud, en cada conducta, en el valor de la conciencia, en el amor por la profesión que ejercen, y en la ética que les permite derrotar a la muerte y ofrecer vida.

Sí tienen respuestas positivas para las tragedias de la humanidad, y no descansarán jamás hasta demostrar que un mundo mejor es posible para todos.

Comprometidos con el sagrado deber de salvar vidas, la BMC Gambia es continuidad de las ideas de Fidel, de su siempre certero pensamiento que hoy está más vivo que nunca en cada uno de estos valientes soldados uniformados de blanco con unos corazones inmensos, llenos de altruismo y solidaridad.

No hay forma de olvidarte Comandante porque vives eternamente.

María Inés Álvarez Garay. Colaboradora y profesora de la BMC en Gambia.

Nenhum comentário:

Postar um comentário