Pages

El hambre y la muerte escondida por las cámaras de occidente

Dos millones de niños yemeníes que ya pasan hambre, medio millón sufren de desnutrición severa


Do Rebelión, 14 de Setembro, 2018
Por Mnar Muhawesh y Ahmed Abdulrahman, Mint Press News



La ONU estima que casi 20 millones de yemeníes podrían morir de inanición antes de fin de año. Esto es alrededor del 70 por ciento de su población.

Este horrible número incluye a más de 2 millones de niños que ya pasan hambre, incluidos 500,000 que sufren de desnutrición severa.

La gente de Yemen está luchando no solo por su supervivencia, sino también por un espacio en los medios de comunicación occidentales que se han negado sistemáticamente a cubrir esta desigual guerra.

Los hombres, mujeres y niños de Yemen están siendo deliberadamente privados de comida mediante ataques aéreos que han bloqueado ilegalmente sus puertos y carreteras, en una guerra iniciada por Arabia Saudita pero que cuenta con la ayuda de los Estados Unidos.

Desde 2015 – con los gobiernos de Obama y de Trump – la monarquía saudita ha recibido de Washington más de 200 mil millones de dólares en armas y otros miles de millones en entrenamiento militar.

Gracias a la ayuda de EEUU., Arabia Saudita decidió agredir a la nación más pobre del Medio Oriente y está forjando la peor crisis humanitaria del siglo XXI.

A los pocos días de comenzar la guerra, Arabia Saudita impuso el bloqueo total (terrestre, aéreo y marítimo) al suministro de alimentos para los 29 millones de yemeníes.

Según el derecho internacional este bloqueo constituye un crimen de guerra por lo cual los sauditas se vieron obligados por la ONU a proporcionar fondos para la ayuda humanitaria más urgente.

Pero esta ayuda ha tenido un alto precio; la ONU junto con aceptar el dinero saudí ha permitido que el ejército Saudita controle la ayuda y bloquee gran parte de los envíos. Esta cínica política ha impedido la entrada de medicamentos, alimentos, suministros para el tratamiento del agua...

Según datos recopilados por organizaciones de derechos humanos, Arabia Saudita ha realizado más de 230 mil ataques aéreos contra Yemen, con la intención deliberada de impedir los suministros de alimentos.

En el Mar Rojo los barcos de pesca y los pescadores se han convertido en objetivos de los buques de guerra y de los helicópteros de Arabia Saudita que con sus bombas de precisión han impedido el acceso a Yemen de sus alimentos más básicos.

Por otra parte, desde Marzo del 2015 hasta julio del 2018 los ataques aéreos saudíes -respaldados por Estados Unidos- se han dirigido intencionalmente a los campos agrícolas, mercados y sitios de almacenamiento creando una gran hambruna entre la mayoría de la población.

Aunque todavía hay alimentos básicos, las restricciones sauditas, combinadas con una moneda que se deprecia rápidamente, ha aumentado desmesuradamente el precio de los alimentos.

Millones de yemeníes ya no pueden permitirse comprar su sustento. Más del 75 por ciento de la población depende de la asistencia humanitaria, una ayuda que en su mayoría está controlada y bloqueada por Arabia Saudita.

Ahora, la coalición integrada por Arabia Saudita, los Emiratos Árabes y los Estados Unidos están amenazando a Hodeida, una bulliciosa ciudad portuaria y hogar de más de 600,000 yemeníes. Por este puerto ingresa prácticamente toda la ayuda y la comida que llega a este empobrecido y asolado país.

El objetivo de la operación criminal apodada “Golden Victory” es capturar Hodeida. Según la ONU en un asalto militar a esta ciudad podría causar la muerte de un cuarto de millón de hombres, mujeres y niños. De hecho, estos últimos días, los aviones de combate sauditas ya han bombardeado autobuses de refugiados que huían de los ataques aéreos al puerto.

Aunque Arabia Saudita es la principal responsable de estos crímenes de guerra, quienes están encabezando el asalto final a Hodeida son los Emiratos Árabes y los Estados Unidos.

La ocupación de Hodeida regentada por los Emiratos colocaría un millón de personas en riesgo de sufrir no solo hambrunas sino también violaciones y torturas. Es sabido que los Emiratos Árabes, que están ocupando el sur de Yemen, han establecido docenas de sitios de tortura donde se practican brutales torturas sexuales.

Pese a que Arabia Saudita está provocando una hambruna para más de 20 millones de personas, esta nación no ha sido condenada por la llamada “comunidad internacional”. En cambio, ha recibido entrenamiento militar y miles de millones en armas de los Estados Unidos y del Reino Unido. Además, se le ha concedido una posición importante en un panel de Derechos Humanos en la ONU, cuando en realidad debería ser juzgada por genocidio .

La impunidad saudita se deriva del hecho que esta guerra es el combustible que necesita Estados Unidos (y la máquina de guerra de la OTAN) para desestabilizar la región. Yemen es una pequeña nación pero tiene la “maldición” de poseer petróleo y estar ubicada estratégicamente

La acción del Imperio y de sus aliados ha transformado a Yemen en la nueva cara de niños hambrientos y esqueléticos, en pleno siglo XXI.



Fuente original: https://kritica.info/yemen-el-hambre-y-la-muerte-escondida-por-las-camaras-de-occidente/

Nenhum comentário:

Postar um comentário