Pages

Mauritania, desierto y miseria



Do Rebelión, 5 de Janeiro, 2017
Por Edmundo Fayanas Escuer, Nueva tribuna


Mauritania se encuentra en una zona de transición entre el Magreb en el extremo occidental del mundo árabe y el África negra. Tiene una extensión de 1.030.700 km2, su territorio representa dos veces España. Está situada a orillas del océano Atlántico en el noroeste de África. Limita con el océano Atlántico al oeste, con Senegal al suroeste, con Malí al este y al sureste, con Argelia al noreste, y Marruecos al norte.

Mauritania está situada en la región del Sahel, y tiene una costa de 754 km. La máxima altitud del país es el monte Kedit ej Jill con 915 m de y el punto más bajo son los 3 m bajo el nivel del mar de la zona de Sebka de Ndrhamcha Sebkha.

Su sistema hídrico es prácticamente inexistente y dispone de unos 300 km² que forman pequeños lagos y oasis. El río Senegal hace de frontera con el país del mismo nombre. El país se encuentra dominado a excepción de una estrecha banda litoral, por el desierto del Sahara que ocupa casi la totalidad del territorio y se ha ido extendiendo desde los años 1960 debido a las grandes sequías que ha sufrido el país.

Su clima es extremadamente seco, lo que da origen a una baja densidad de población. Como estamos viendo, las sucesivas sequías han agravado la desertización del país. Las diferencias de temperatura pueden ser muy importantes entre el día y la noche propia del desierto.

Las temperaturas de la costa son más templadas con vientos del mar y las regiones del río son más húmedas. Es habitual que las tormentas de arena barran las regiones cálidas, enterrando los cultivos o los pueblos que luchan contra el avance del desierto.

Hay tres estaciones climáticas en el país

La primera, de noviembre a abril, es la temporada de las tormentas de arena, con temperaturas moderadas durante el día y fresco por la noche.

La segunda estación climática es de mayo a julio y se corresponde con los vientos de Harmattan del nordeste con aire caliente seco. Las temperaturas son altas

La tercera estación va de agosto a octubre y es la temporada de lluvias con tormentas eléctricas y lluvias intensas pero breves. El clima es muy húmedo, con temperaturas alrededor de 45 grados. La humedad presenta niveles entre 50 a 70%.

El problema más grave, que tiene el país, es la desertización como consecuencia de la erosión y la escasez de agua. El pastoreo excesivo, la tala de árboles y la erosión del suelo agravada por las intensas sequías aceleraran la desertificación. El país tiene recursos naturales muy limitados de agua potencialmente potables, debido a que el único río perenne de agua dulce es el Senegal, en la frontera con el país de igual nombre.

La población de Mauritania es de 4.800.000 habitantes, con una densidad de 4,7 habitantes por km2. Las ciudades más importantes del país son: Nuakchot, capital del Estado con una población de 600.000 habitantes, y Nuadibou con 80.000 que es la capital comercial, se encuentran en la estrecha banda litoral. Las principales ciudades del interior son Tidjikja, Atar y Chinguetti. El 60% de su población vive en el mundo rural y el 40% restante vive en ciudades.

La mayor parte de los habitantes de Mauritania son moros, siendo principalmente nómadas y su origen es árabe-bereber. Los negros representan el 20% de su población viviendo principalmente en el sur del país. Solamente el 35% de su población sabe leer y escribir.

La esperanza de vida es de 54 años, siendo de 52,5 para los hombres y 55 para las mujeres. La edad media de la población es de 17 años. Organizaciones de derechos humanos denunciaron la existencia en el país la práctica de la esclavitud que fue oficialmente abolida en el año 1981.

Las principales religiones son el islam con el 99,84% de la población practicándola y el cristianismo 0,16%. Los principales idiomas son el árabe que es el oficial, el francés que se usa como idioma interétnico, en la educación, en la administración y en las relaciones internacionales. Existen otros lenguas como el fula, el Soninké y el wolof.

La economía

El 50 % de su población se dedicada a la agricultura de subsistencia, aunque una buena parte de los campesinos se ha visto desplazada a los suburbios de las grandes ciudades a causa de las persistentes sequías y las plagas de langostas. El país recibe suficiente lluvia para la agricultura sólo en una estrecha franja de tierra en el sur, a lo largo del río Senegal, donde se cultivan fundamentalmente los cerales.

El producto bruto interior per cápita se estima en unos mil euros al año. Su deuda es muy elevada. Si hacemos caso al Índice de Desarrollo Humano, que elabora la ONU y mide el progreso de un país nos muestra que Mauritania tiene un nivel de vida entre los de peor calidad del mundo.

Los caladeros de pesca en el océano Atlántico son explotados por flotas extranjeras, principalmente la española y la japonesa. De esta forma, la pesca es un sector fundamental al encontrarse sus costas en una zona muy rica, que se extiende hasta las islas Canarias. La explotación de los recursos marítimos por parte de la propia flota mauritana es escasa. La ausencia de estudios sobre los recursos pesqueros y la sobreexplotación, han hecho disminuir las capturas y amenaza el futuro del sector.

Ha habido resultados interesantes en la prospección petrolífera en aguas territoriales, la explotación de estos recursos todavía no se ha materializado.

El país dispone de recursos mineros importantes de hierro que constituyen el grueso de sus exportaciones. Produce unos 12 millones de toneladas de mineral de hierro, que son explotados por empresas extranjeras. Su principal fuente de divisas es la exportación de mineral de hierro, que representa el 40% del total.

Se descubrió gas natural al norte del país por la multinacional española Repsol a principios del año 2008. Se inició la explotación de petróleo en los campos de Chinguetti en el año 2006, mediante prospecciones submarinas situadas a setenta kilómetros al oeste de la capital del país con una previsión de 75.000 barriles diarios.

Se producen aproximadamente 30.000 toneladas de cobre en Guelb Moghrein. Se explota oro en la zona de Red Back Mining obteniéndose 110.000 onzas. Por su parte, se realizan prospecciones en busca de uranio por parte de Alba Mineral Resources, que tenía localizados depósitos de este mineral y también hay diamantes.

La historia de Mauritania

Hay numerosos restos arqueológicos que datan de la época Paleolítica y Neolítica. Su territorio fue ocupado desde épocas muy tempranas por pueblos sub-saharianos y por bereberes sanhadja, siendo cuna del movimiento bereber almorávide, que a lo largo del siglo XI d.C. se extendieron por otros territorios, llegando hasta la península Ibérica y transmitieron una forma del Islam mucho más austera.

La ruta de las caravanas, que unió Mauritania con Marruecos, fue seguida por tribus árabes que consolidaron confederaciones poderosas como Trarza y Brakna, dominando el valle del Senegal, Kunta en el este y al norte Rigaibat. Debido a la conquista almorávide primero y a las migraciones fulanis después se unificó la población.

En el siglo XIV, las tribus beni hilal, que habían invadido África del norte tres siglos antes, llegaron a Mauritania dedicándose durante más de doscientos años al saqueo y a las guerras intermitentes con los bereberes, en un área que incluyó el sur de Argelia y el Sahara actual, mientras que la región sur del territorio mauritano formaba parte del imperio de Malí.

En el año 1644, las tribus bereberes de la región se unieron para enfrentarse a los árabes y tras treinta años de guerra, los bereberes fueron derrotados.. Los árabes impusieron su aristocracia militar y monopolizaron las armas, dejando a los autóctonos el comercio, la enseñanza y otras actividades pacíficas.



Puerto de Nouadhibou

Por debajo de estos dos grupos nos encontramos a los haratan, que eran pastores y tenían una condición semi-servil. Esta rígida estratificación social desapareció con el tiempo, pero se mantuvo la de los árabes, bereberes y los fulanis y soninkés.

A finales del siglo XVII, surgieron en el territorio mauritano diversos emiratos que rivalizaban entre sí y sólo sirvieron para no hacer avanzar a esta zona. A pesar de esto, se consiguió un orden mínimo en la región, debido a la unificación cultural de los zuaias creadores de la escritura simplificada del árabe, que se fue difundiendo junto con la enseñanza religiosa árabe y, se logró un relativo crecimiento del comercio caravanero.

Ya en el siglo XIX, el desarrollo mercantil chocó con el proyecto francés de concentrar el comercio del antiguo Sudán francés, que se corresponde con el actual Malí y con Senegal, lo que significaba la eliminación del tráfico caravanero transahariano debido al frecuente pillaje. Esto hizo, que Francia se planteara la ocupación de Mauritania y esta comenzó en el año 1858 dirigida por el general francés Faidherbe.

Esta ocupación se encontró con una gran resistencia y todos los que participaron en ésta fueron duramente perseguidos. A partir de de la II Guerra Mundial, Mauritania se convirtió en provincia francesa de ultramar. Llegó a tener parlamentarios en París.

En el año 1956, Mauritania obtiene una autonomía, pero será el 28 de noviembre de 1960, cuando declaró la independencia del país. El país no contaba cuando logró su independencia de infraestructuras básicas, ni de una administración propia y su capacidad organizativa era mínima.

La multinacional francesa Miferma llegó a tener más poder, que el propio Estado mauritano. Esta multinacional se dedicaba a la explotación de las minas de hierro, que en aquellos momentos representaban el 80% de sus exportaciones y empleaban el 25% de la mano de obra del país.

El Partido Popular de Mauritania dirigido por Moktar Quis Daddad, que era progresista, sentó las bases de lo que será es actual Estado mauritano. En el año 1965, Mauritania abandona la Organización Común Africana y Malgache pues era el instrumento por el cual Francia mantenía la tutela sobre sus excolonias.

Con la pérdida de influencia francesa se produjo un aumento de la cultura árabe y se establecieron fronteras reales con Senegal. El banco árabe mauritano monopolizó las operaciones del exterior y, por primera vez se emitió moneda mauritana.

Fue en el año 1974 cuando se procede a nacionalizar las minas de hierro. De esta forma, se fue sustituyendo la influencia francesa, por un acercamiento a los países árabes sobretodo de Marruecos, Arabia Saudí y Kuwait.

Mauritania querría disponer de parte del Sahara y apoyó a Marruecos en su marcha verde en 1975, provocando la salida de España de su colonia, quedando repartida la colonia entre ambos países.

Sin embargo, el Frente Polisario respondió a esta ocupación siendo desbordado el ejercito mauritano por los saharauis y tuvo que intervenir el ejército marroquí ocupando el país en medio de grandes protestas. En 1978, la crisis era total y en seis años hubo cinco golpes de Estado.

Llega al poder mediante un golpe de estado el coronel Maawiya ould Sid Ahmed Taya en el año 1984, que reconoce oficialmente al Frente Polisario y terminó con la economía sumergida.

En la década de los años ochenta, Mauritania sufre una gran sequía, lo que provoca un fuerte déficit de trigo, lo que origina hambrunas en una parte muy importante de la población nómada y esto hizo que se tuvieran que trasladar a las ciudades.

El gobierno mauritano cambio su política y apoyo al sector pesquero ya que sus aguas son un rico caladero. Desarrollo su propia flota pesquera y dejo de conceder licencias a barcos extranjeros.

A lo largo de la segunda parte de la década de los ochenta se producen incidentes raciales entre senegaleses y mauritanos, que acaban con la ruptura de relaciones diplomáticas entre Senegal y Mauritania.

En el año 1991, se realiza un referéndum donde se aprueba la instauración de un sistema de pluralidad de partidos y se instaura un régimen democrático. La oposición se agrupa en torno al frente Democrático Unido, y éste presionó al gobierno para consolidar la democracia en el país. Sin embargo, la respuesta fue la represión. La reforma constitucional no significó una disminución de la tensión social provocada por la crisis y comenzó una etapa de huelgas seguidas de forma mayoritaria por la población mauritana.

En el año 1992, se producen elecciones presidenciales dentro del pluralismo político siendo ganas por Ahmed Taya y fueron consideradas fraudulentas tanto por la oposición como por los observadores internacionales.

Este mismo año, se restauran las relaciones entre Mauritania y Senegal y Malí. Sin embargo, tanto China como Francia invirtieron en el país, lo que dio un respiro al desprestigiado gobierno de Ahmed Taya.

Se celebran elecciones al Parlamento en el año 1994 y el partido del gobierno gana las elecciones en medio de denuncias de fraude en dichas elecciones. Sesenta líderes islamitas fueron detenidos.

Como vemos, Mauritania tiene unas grandes dificultades debido a sus tierras desérticas y a su clima. Si a ello añadimos la política de potencias occidentales y China, que saquean el país y una clase política más interesada en sus intereses particulares en vez de defender el bien público, hace que este país sea uno de los pobres del planeta.

Esperemos que este país consiga una estabilidad política y sus dirigentes busquen el bien común. Les deseo suerte a los mauritanos.

Fuente: http://www.nuevatribuna.es/articulo/mundo/maauritania-desierto-miseria/20180102130035146868.html

Nenhum comentário:

Postar um comentário