Pages

Organizaciones indígenas piden a la CIDH visitar zona de derrame petrolero en Imaza

- En febrero de este año el organismo tenía programada una visita a la zona, pero a última hora esta fue cancelada. Indígenas esperan que en el marco de una nueva visita al Perú esta vez la CIDH sí llegue al punto del derrame. 

Derrame en Imaza llegó hasta el río Chiriaco en la región Amazonas. Foto: Barbara Fraser

Da página CAAP, 26 de junho de 2017

Organizaciones indígenas de los pueblos Awajún y Wampis de Perú solicitaron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) su presencia en el distrito de Imaza, región Amazonas, donde el derrame de más de tres mil barriles de petróleo ocurrido en enero del 2016 causó graves afectaciones a la salud de decenas de hombres, mujeres, niños y niñas.

El pedido lo hicieron mediante una carta con motivo de la presencia de representantes del organismo supranacional en Lima en el marco de su 163 Período Extraordinario de Sesiones, que tendrá lugar del 3 al 7 de julio.

Suscriben la carta la Organización Regional de los Pueblos Indígenas de la Amazonía Norte (ORPIAN-P), el Consejo Permanente de los Pueblos Awajún y Wampis (CPPAW), el Consejo Aguaruna Huambisa (CAH), la Federación de Mujeres Aguarunas del Alto Marañón (FEMAAN), entre otras.

En la misiva recuerdan que el citado derrame tuvo como origen el Oleoducto Norperuano que es operado por la empresa estatal Petroperú, y que se permitió que menores de edad participaran en las labores de limpieza.

En ese sentido, piden que, en la medida de lo posible, se visite la comunidad awajún de Nazareth, que es “donde se encuentra el mayor contingente de personas afectadas, en especial niños, niñas y mujeres embarazadas”; y que tenga lugar un “encuentro con las y los líderes y apus de la comunidad.”

Esta visita tendría como propósito, explica la carta, sumar al trabajo que realizan las organizaciones indígenas para “demandar la restauración de nuestros derechos a la salud y a vivir en un medio ambiente equilibrado y adecuado”.

De otro lado, las organizaciones recordaron que en febrero de 2017 −cuando se cumplía poco más de un año del derrame− una delegación de la CIDH canceló a último momento una visita programada a la zona, hecho que fue visto con preocupación por las comunidades afectadas que se habían organizado para recibir y guiar a la comitiva.

Vale precisar que el derrame en Imaza (provincia de Bagua) se produjo cerca a la quebrada de Inayo, debido al mal estado del Oleoducto Norperuano, de más de 40 años de antigüedad, que atraviesa la zona. El crudo no tardó en llegar a las aguas del río Chiriaco afectando a decenas de comunidades nativas como Nazareth, Wachapea, entre otras.

A continuación la carta presentada ante la CIDH:





Nenhum comentário:

Postar um comentário