Pages

Alto riesgo: la mitad del área con soja y maíz, infectada con amaranthus

Así lo indica una encuesta elaborada por la empresa Syngenta. Entre el 50 a 60 por ciento de esa superficie tiene una moderada a alta infestación con la maleza resistente

YUYO COLORADO. En el primer estadio de la soja, ya se percibe la competencia del amaranthus en el lote (Syngenta).

Da página Agrovoz, 05 de julho de 2017
Por Alejandro Rollán

La última campaña agrícola encendió la alerta en la producción de soja y de maíz. El avance de las malezas resistentes a glifosato continuó su expansión, y en especial el amaranthus.

De acuerdo con una encuesta realizada por la empresa Syngenta en la región agrícola del país, y presentada durante el Segundo Simposio No Malezas realizado en Buenos Aires, el 50 por ciento del área sembrada con soja y maíz tuvo presencia de la maleza resistente.

El dato preocupante es que entre el 50 a 60 por ciento de las hectáreas sembradas tiene un rango de entre moderada a alta infestación. El avance de la resistencia es notable, más si se tiene en cuenta que en 2011 la superficie afectada era solo del uno por ciento y circunscripta al sur de Córdoba.

Impacto nacional

“Hoy está en toda el área agrícola. Debemos extremar las estrategia de control, ya que vamos a tener que esperar unos años más para que aparezcan nuevos compuestos para reforzar el control”, sostuvo Lorena Zubizarreta, gerente de herbicidas de Syngenta para Latinoamérica Sur. En el caso de la soja, la presencia fue detectada en 9,4 millones de hectáreas.

La compañía europea reunió a mil productores y asesores técnicos, en una jornada que tuvo su foco en el avance del amaranthus, tanto el soja como en maíz.

Costos

En la última campaña, el control del amaranthus demandó entre 60 y 80 dólares por hectárea en el cultivo de soja, y entre 30 y 40 dólares en el maíz, de acuerdo a lo respondido por los productores en la encuesta realizada por la empresa suiza.

De cara a la próxima campaña de granos gruesos, agricultores encuestados aseguran que aumentarán los controles con herbicidas preemergentes para controlar el banco de semillas de la maleza.

Mercado creciente

En Argentina, el mercado de herbicidas fue durante el año pasado de 1.500 millones de dólares: creció en 6 años más de 800 millones de dólares. 

Debido a la resistencia que las malezas han desarrollado contra el glifosato, el mercado de este herbicida se está reduciendo. “Hoy el 55 por ciento del mercado es herbicida no glifosato”, indicó Lorena Zubizarreta.

La compañia suiza, adquirida recientemente por el grupo chino Chemchina, prepara para el año 2022 y 2025 el lanzamiento comercial de tres nuevos componentes, uno de ellos para el control de los biotipos más importantes de amaranthus. Cada nuevo modo de acción requiere de alrededor de ocho años de investigación y una inversión de 120 millones de dólares.


Nenhum comentário:

Postar um comentário